El celular de Alfonso

El celular de Alfonso
Calificar!!

Alfonso era un muchacho introvertido que no le gustaba hablar con nadie más que con sus familiares más allegados. En el colegio, se limitaba a responder las preguntas que le hacían sus profesores, pero a la hora del recreo invariablemente lo veías tomar su almuerzo en un rincón aislado del patio.

Preocupada, su mamá le habló, con el propósito de averiguar en qué podía ayudar a su hijo. – ¿Te gustaría que te comparáramos una mascota? – No mamacita, sabes que soy alérgico a los pelos de los gatos y que los perros me dan mucho miedo, pues pienso que tal vez en un descuido me puedan morder.

– Es que necesitas encontrar algo para distraerte, ya que no tienes amigos de tu edad.

– Ahora que lo mencionas, sí que hay algo que me gustaría. El otro día que fuimos a la casa de Melchor, me enseñó que su nuevo celular tenía un asistente de voz, con el cual podía interactuar como si se tratara de alguien real.

– Hijo, ese “asistente” del que hablas es solamente un programa de computadora.

– Lo sé, pero pienso que charlar con mi celular, puede ayudarme con mis problemas de conversación.

– Está bien Alfonso. En tu cumpleaños te prometo que tendrás tu celular.

Su madre cumplió con su promesa y el día del santo de su hijo le regaló un teléfono móvil, el cual ya traía de fábrica el tan mencionado asistente de voz.

Más rápido que una centella, el joven lo sacó de su estuche y empezó a hablar con él.

– Mira mamá, entiende todo lo que le digo. Te voy a hacer una demostración: “teléfono saluda mi madre” Exclamó Alfonso.

– “Buenas tardes señora” dijo el teléfono con una voz robotizada y terrorífica.

– Alfonso, apaga eso ahora mismo y ven a cenar. Le gritó su madre.

– No tengo hambre, ahora mismo mi teléfono me está enseñando una página en donde puedo leer cuentos de terror.

– Me importa muy poco lo que haga ese cacharro. ¡Ven ahora mismo!

– A veces desearía que tú y papá se murieran. Déjenme en paz.

Al día siguiente, Alfonso se levantó de la cama y fue a pedirle disculpas a su madre, pues se dio cuenta de que su desplante había sido excesivo. Cuando entró a su alcoba vio que sus padres habían sido brutalmente asesinados. Tomó su celular para hablarle a la policía y en la pantalla principal a un mensaje que decía “Deseo cumplido”.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Leer entrada anterior
Mito de las Harpías

En la mitología griega podemos escuchar mitos y leyendas sobre las Harpias. Las Harpías, también conocidas como Raptoras, fueron hermosas...

Recuerdos

Un extraño zumbido en sus oídos le hizo despertarse a mitad de la noche un poco mareado. Pidió la ayuda...

Cerrar