Ruidos en la madrugada

Saúl manejaba con un ojo puesto en el camino y otro en la acera pues buscaba la casa marcada con el número 1244 en la calle de Fresno. – Al fin, es más bonita de lo que se veía en las fotografías. Espero que la persona que me la va a rentar no se arrepienta. Le dijo a su novia. El agente inmobiliario llegó aproximadamente 20 minutos más tarde y se dispuso a enseñarles la propiedad a la pareja.
Leer el cuento completo AQUI:

La muñeca fea

Lolita era la niña más humilde del barrio, cuando se reunía con todas las demás a jugar ellas se burlaban de su muñeca, ya que estaba sucia, vieja y andrajosa, hasta la apodaron “La muñeca fea“. Por fortuna los insultos siempre se dirigían al juguete y no tenían nada que ver con la niña, así que pasaban largas horas juntas.
Leer el cuento completo AQUI:

La hora de la cena

Valentina se paseaba por los pasillos del supermercado pues estaba buscando qué alimentos comprar, ya que esa noche había invitado a sus padres a cenar debido a que estaba estrenando su departamento.
Leer el cuento completo AQUI:

Página 4 de 16« Primera2345610Última »