El misterio del caballo de Troya

El caballo de Troya es la historia favorita de todos los relatos que se encuentran en la Odisea (obra literaria escrita por Homero). La idea de que los griegos se hayan dado a la tarea de construir algo tan monumental como un enorme caballo hueco de madera, con el propósito de esconder en sus “entrañas” a los hombres más valerosos de su ejército, para que de esa manera pudieran tomar posesión de una de las ciudades más importantes de la época me parece algo fenomenal.

Aunque no sólo fue eso, ya que otros de los soldados hicieron creer a los vigilantes troyanos que las tropas griegas abandonaban la lucha, dejando como obsequio aquel gran objeto.

La soberbia cegó a los habitantes de Troya, pues por orden de sus gobernantes, el caballo fue conducido dentro de los muros que protegían a la ciudad. Por la noche, los soldados griegos prepararon su armamento y salieron sigilosamente de su escondite para matar a todos sus enemigos sin darles oportunidad de defenderse.

Aquella masacre ineludible del compendio de leyendas griegas fue reseñada estupendamente en la Eneida de Virgilio.

No obstante, existe un grupo de historiadores, arqueólogos y analistas que alegan que el caballo de Troya jamás existió (al menos no como la representación pictórica o narrativa que la mayoría de nosotros conoce).

Dicen que posiblemente se trató de un artefacto bélico de gran tamaño, que fue mutando de proporción y de forma con el correr de los años. Si tomamos esta teoría como verdadera, veremos que de cierta manera pareciera que los relatores antiguos buscaron la forma de que esa batalla fuese revivida por las nuevas generaciones como algo nunca antes visto.

Por otra parte, hay un grupo de ensayistas dedicados a descifrar los auténticos significados de la terminología griega, que asevera que el término “caballo” hacía referencia a un artilugio utilizado en la guerra que poseía algunos rasgos animales.

Sin importar cualquiera que sea la postura correcta, lo cierto es que los que vivimos en este tiempo somos privilegiados al poder escuchar mitos como éste.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Leer entrada anterior
El negociador de las criptas

Con ese sobrenombre era conocido Álvaro Godínez, un sepulturero de un viejo panteón que se dedicaba a exhumar cadáveres, para...

Leyenda de la caminata de la monja

Alrededor del mundo hay muchas leyendas de espectros famosos, pero seguramente no te has topado con una parecida a "la...

Cerrar