El Animasola

Entre las leyendas de terror más populares que podemos encontrar en las bastas tierras colombianas, nos topamos con la conocida como El animasola. Como es de esperarse, esta leyenda de miedo está estrechamente asociada con las creencias de los campesinos que habitan en los campos adyacentes a las grandes ciudades.

La leyenda de esta mujer se remonta a los tiempos de la crucifixión de Cristo, en donde había un grupo de mujeres destinadas a darles algo para beber a las personas que eran sometidas a esta cruel tortura. Entre estas mujeres existió una joven cuyo deber era darle de beber a Cristo y a los otros dos rufianes que fueron crucificados junto a él.

Resulta que al llegar el Viernes Santo, a esta joven le correspondía subir al calvario para llevar a cabo su labor. Y luego de darle agua a Dimas y a Gesta -ladrones crucificados junto a Cristo- pasó de largo por Jesús, razón por la cual quedó marcada para toda la vida.

La maldición de esta joven que se ha llamado Elanimasola consiste en pasar sed y calor en el purgatorio, sin la posibilidad de saciarse ni refrescarse. A cambio de esto, a través de los siglos varias personas se han acercado a esta alma en pena para utilizar sus servicios, entre los cuales podemos destacar la protección de los seres queridos e incluso en el mundo del esoterismo, esta alma en pena es utilizada para atormentar a los hombres o las personas que te caigan mal.

Claro está, que para solicitar el servicio de este espíritu, la persona debe pagar un precio a cambio, que por lo general está asociado a encender una vela en nombre de esta entidad, ya que ella posee poca fuerza, pero ten por seguro que cumplirá al pie de la letra con el recado que le pidas y en caso de no recibir su pago, esta anima se vengará de quien la invocó.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Leer entrada anterior
Cuento de terror de las voces

Era ya muy tarde cuando me levanté para ir al baño, y me sorprendí al escuchar cuchicheos en el cuarto...

Cuento de la niña del cuello roto

Dicen que en cierta escuela, mientras los brabucones de siempre molestaban a una de sus compañeras, esta niña cayó por...

Cerrar