Leyenda de la caminata de la monja

espiritus monjaAlrededor del mundo hay muchas leyendas de espectros famosos, pero seguramente no te has topado con una parecida a “la caminata de la monja” (Nun’s Walk). Uno de los casos más investigados de la historia, debido a que el fenómeno se ha repetido durante décadas, cada 28 de julio, acompañándose de dos mil fenómenos sobrenaturales distintos.
Sigue leyendo

Rodney Alcala alias Dating Game Killer

Rodney Alcala era un psicópata que terminó asesinando a una niña de 12 años y a 4 mujeres. Fue reconocido por este seudónimo ya que apareció en un programa televisivo que llevaba el nombre de The Dating Game.

Infancia y juventud

Nació el 23 de agosto de 1943 en San Antonio, Texas, tuvo una infancia normal solo que su padre lo abandonó a los 12 años. A la edad de 17 años se vincula con el ejército y según los test mentales a los que fue sometido poseía una prominente inteligencia demostrando un IQ entre 160 – 170 pero su personalidad dejaba que desear pues fue diagnosticado de narcisismo y trastorno antisocial, razones por las cuales sufría de ataques de nervios que lo condujeron a la baja de las fuerzas militares.

Primer crimen

En el año 1968 violó a una niña de 8 años llamada Tali Shapiro a la que llevó a su apartamento y casi la estrangula pero cuando intentaba montarla en su auto fue visto por un automovilista que alertó a la policía. Las autoridades irrumpieron en su apartamento pero ya el criminal se había dado a la fuga.

De violador a asesino

El 12 de junio de 1971 aprovechó que su vecina Cornelia Michael Crilley de 23 años se estaba mudando para violarla en su apartamento y estrangularla con sus medias de nylon. La policía orientó sus sospechas a su exnovio y Rodney corría con suerte una vez más.

Luego de esto recayó en otros crímenes como intento de violación a una chica de 13 años en la playa pero lo peor vino después cuando asesinó a Ellen Hover también de 23 años la que era parte de la alta sociedad, esto sucedió el 15 de julio de 1977.

Jill Barcomb

Fue recogida por Rodney en el Sunset Boulevard y apareció completamente desnuda el 10 de noviembre, arrodillada, con indicios de violación, penetración anal, mordidas y estrangulada con su cinturón y medias de nylon, además de la parte superior de la cabeza completamente aplastada con una roca.

Georgia Wixted

El 16 de diciembre de 1977 Goergia Wixted, de ocupación enfermera fue encontrada muerta con la clásica firma del asesino, las medias de nylon alrededor de su cuello. Sus genitales habían sido mutilados y su rostro y cráneo machacados.

Charlote Lamb

Tenía 32 años y fe la siguiente víctima de este asesino, el modus operandi coincidía con las otras víctimas, estrangulamiento, laceraciones genitales, cabeza golpeada con una piza de madera.

Jill Parentau

Como sucedió con las otras víctimas su cuerpo fue encontrado desnudo con videncias de un sádico acto sexual y espantosas agresiones así como las señales del estrangulamiento.

A esto le siguió el peor de sus crímenes, cuando asesinó a la joven Robin Samsoe de 12 años el 20 de junio de 1979 en Huntington Beach, debido a las condiciones en las que se encontró el cadáver no se pudo verificar la violación pero según el trabajo anterior de Rodney se es de suponer.

Fue arrestado el 14 de julio de 1979 en la casa de sus padres pero hubo que esperar al 2010 para con las nuevas técnicas criminalísticas se confirman sus crímenes y fuera sentenciado por estos con la pena de muerte.

El celular de Alfonso

El celular de Alfonso

Alfonso era un muchacho introvertido que no le gustaba hablar con nadie más que con sus familiares más allegados. En el colegio, se limitaba a responder las preguntas que le hacían sus profesores, pero a la hora del recreo invariablemente lo veías tomar su almuerzo en un rincón aislado del patio.

Preocupada, su mamá le habló, con el propósito de averiguar en qué podía ayudar a su hijo.

- ¿Te gustaría que te comparáramos una mascota?

- No mamacita, sabes que soy alérgico a los pelos de los gatos y que los perros me dan mucho miedo, pues pienso que tal vez en un descuido me puedan morder.

- Es que necesitas encontrar algo para distraerte, ya que no tienes amigos de tu edad.

- Ahora que lo mencionas, sí que hay algo que me gustaría. El otro día que fuimos a la casa de Melchor, me enseñó que su nuevo celular tenía un asistente de voz, con el cual podía interactuar como si se tratara de alguien real.

- Hijo, ese “asistente” del que hablas es solamente un programa de computadora.

- Lo sé, pero pienso que charlar con mi celular, puede ayudarme con mis problemas de conversación.

- Está bien Alfonso. En tu cumpleaños te prometo que tendrás tu celular.

Su madre cumplió con su promesa y el día del santo de su hijo le regaló un teléfono móvil, el cual ya traía de fábrica el tan mencionado asistente de voz.

Más rápido que una centella, el joven lo sacó de su estuche y empezó a hablar con él.

- Mira mamá, entiende todo lo que le digo. Te voy a hacer una demostración: “teléfono saluda mi madre” Exclamó Alfonso.

- “Buenas tardes señora” dijo el teléfono con una voz robotizada y terrorífica.

- Alfonso, apaga eso ahora mismo y ven a cenar. Le gritó su madre.

- No tengo hambre, ahora mismo mi teléfono me está enseñando una página en donde puedo leer
cuentos de terror.

- Me importa muy poco lo que haga ese cacharro. ¡Ven ahora mismo!

- A veces desearía que tú y papá se murieran. Déjenme en paz.

Al día siguiente, Alfonso se levantó de la cama y fue a pedirle disculpas a su madre, pues se dio cuenta de que su desplante había sido excesivo. Cuando entró a su alcoba vio que sus padres habían sido brutalmente asesinados. Tomó su celular para hablarle a la policía y en la pantalla principal a un mensaje que decía “Deseo cumplido”.

Mito de las Harpías

Mito de las Harpías

En la mitología griega podemos escuchar mitos y leyendas sobre las Harpias. Las Harpías, también conocidas como Raptoras, fueron hermosas mujeres aladas hijas de Taumante y Electra, pertenecientes a la generación divina preolímpica. Eran como los vientos que se llevan a los humanos, por eso se asociaron con tormentas y tempestades. Dos en su inicio: Aelo (‘viento tempestuoso’, a veces llamada Nicótoe) y Ocípete (‘vuelo rápido’). Después los romanos añadieron a Celeno (‘la oscura’), la más malvada de todas y Podarge (‘pies veloces’), nombrada por Homero en la Ilíada, madre de Janto y Balio (caballos de Aquiles) tras unirse con el viento Céfiro. También se hace a las Harpías madres de Flógeo y Hárpago, caballos de los Dioscuros (Cástor y Pólux).

Ellas se encargaron de ejecutar el castigo impuesto por Zeus a Fineo, el rey de Tracia. Cuando este reveló los secretos de los dioses del Olimpo utilizando su don de la profecía fue confinado en una isla ante un hermoso festín, del cual no podía disfrutar, ya que las Harpías lo ensuciaban con sus excrementos o lo robaban de sus manos. Fue así hasta la llegada de Jasón y los Argonautas, quienes recibiendo la ayudade de los héroes alados, hijos de Bóreas, Calais y Zetes, lograron espantarlas. Durante la persecución, la primera cayó en el río del Peloponeso (Harpis), y la segunda logró llegar a las islas Equínades, que se llamaron desde entonces, Estrofíades o Islas del Regreso. Pero Hermes (el mensajero de los dioses) acudió en su ayuda y prohibió la muerte de las Harpías, pues ellas servían a Zeus. A cambio del perdón, dejaron en paz al rey Fineo y se escondieron en una caverna en Creta.

Tras conocer sus desagradables actos en contra del rey, pronto empezaron a ser vistas como difusoras de suciedad y enfermedad, genios maléficos que consiguieron en su aislamiento una terrible apariencia; cuerpo de ave de rapiña, horrendo rostro de mujer, orejas de oso y afiladas garras en sus cuatro extremidades. Su pelo enmarañado, la suciedad de su cuerpo y las garras mugrientas solo traían consigo pestes e infortunio.
De todas las criaturas semi-humanas, eran las más hediondas y repulsivas que se conocieron, ese desagradable olor advertía de su presencia, además causaba náuseas y arcadas, método muy efectivo para desorientar a sus presas.

Bajo esta nueva forma, impartieron el castigo, raptando a la gente y torturándola de camino al Tártaro, fue entonces común utilizar su imagen sobre las tumbas recreando esta escena. Además de que eran despiadadas como ninguna, crueles y violentas, se creía que tenían un hambre insaciable y que nunca satisfacían su voracidad, por ese motivo se les temía y odiaba, ya que fueron capaces hasta de secuestrar niños, para buscar saciedad.

Inmortal

cuentos de terror inmortalSiguiendo la pasión que sentía por el mundo paranormal, Edson fue hasta una reconocida tienda de ocultismo, para hacerse de un libro de hechizos. La anciana de la tienda le vigilaba de reojo, por si intentaba robar algo mientras ella se encargaba de surtir su encargo. Pero al estar distraída, resbaló de la escalerilla, y su cabeza fue a golpear fuerte contra en suelo.

El joven aprovechó para entrar en la zona prohibida y tomar un libro, y volvió para asistirla, al recuperar la conciencia ella ni se enteró del robo.
Sigue leyendo

Hágase la oscuridad

Hágase la oscuridad

Gritaba el loco del pueblo sobre una época de escases, en la que muchos murieron de hambre, y los pocos que quedaron de pie tuvieron que inclinarse ante el Señor de las Tinieblas para sobrevivir, empeñando hasta su propia descendencia a cambio de llevarse el sufrimiento. Sin embargo, a estas palabras nadie prestaba atención. Locos como él son comunes, inclusive, en las localidades más pequeñas, y hasta cierto punto la gente los adopta como suyos, dándoles atributo de pintorescos.

Como es habitual en estos casos, no pasó mucho para que empezara a profetizar el fin del mundo, pidiendo a las personas que se acercaran para decirles cómo salvarse, pero, seguían ignorándolo, y los que dedicaban un momento en él, era para solamente para molestarlo.

Al trascurrir unos días, su ausencia se hizo notar, la mayoría de las personas ignoraba sus pláticas, mas no así su persona. Era extraño no verle en su esquina preferida, podría decirse que hasta llegaron a extrañarle. Cuando finalmente lo encontraron de nuevo en su cruce favorito, le cuestionaron sobre los días en que desapareció. Su mirada había cambiado, en conjunto con su sonrisa, le daba un toque macabro que no le conocían, y no tardó en decir, que él, era el Señor de las Tinieblas, con el cual los antepasados sus abuelos pactaron, y hoy venía a reclamar todas las almas que se le debían. Estuvo fuera unos días, reuniendo su ejército de demoniacas criaturas absorbe espíritus, ya que nadie quiso acerarse a él para salvar sus vidas cuando se los ofreció…

Tras las innumerables y escandalosas carcajadas de aquellos que lo escuchaban, un fuerte estruendo comparado al de un rayo se escuchó por los alrededores, parecía que una estampida se acercaba, luego con unas simples palabras, comenzó la masacre: —¡Hágase la oscuridad! —dijo uniéndose a las risotadas y el Sol se apagó. Los gritos vinieron de todos lados, pero se ahogaron en los intensos gruñidos, de aquellos que disfrutaban absorbiendo las almas de los pobres incautos, mismos que nada tuvieron que ver en el trato, pero ya estaban condenados desde su nacimiento.

Dos o tres minutos de oscuridad bastaron, cuando el Sol volvió a brillar en todo lo alto, solo quedaron tendidos sobre el suelo, cientos de cuerpos. Y las horribles criaturas se marchaban satisfechas después del gran festín, ante los aterrorizados ojos de los sobrevivientes, a quienes no tocaron, por no llevar en su interior, ninguna relación sanguínea con los realizadores del acuerdo.

Leyenda del hospital encantado de Sierra Espuña

Leyenda del hospital encantado de Sierra Espuña

 Esta leyenda de terror me la conto me abuelo y dice que en la pedanía de El Berro, dentro del término municipal de Alhama de Murcia los restos de un edificio llamado el Antiguo Sanatorio de Tuberculosos de Sierra Espuña. En la actualidad, el sanatorio está abandonado, en ruinas, destrozado. Pero no así su leyenda, que a estas fechas no ha hecho más que seguir creciendo.

Su construcción comienza en 1913 cuando la plaga de tuberculosis afecta al país. Debido al carácter contagioso de esta enfermedad lo mejor era aislar a los afectados, preferiblemente en lugares donde sobrara el aire fresco y puro, ya que se consideraba la mejor medicina para una posible recuperación. El desarrollo de la obra fue lento debido a que los propios vecinos se encargaban de ello; reuniendo fondos y trabajando con sus propias manos, lograron abrir la primera planta en 1917. Todo se agilizó con la cesión del edificio al Estado en 1931 y la edificación se dio por finalizada en febrero de 1934. Para ser inaugurado al año siguiente.

Contaba en sus inicios con tres alas de dos pisos y un sótano; posteriormente fue añadida la casa del conserje, el depósito de cadáveres, los velatorios y un acueducto para recoger agua del deshielo. El hospital tenía doscientas camas y 50 empleados. La planta superior se dedicaba a los enfermos más graves y en piso de abajo se colocaron aquellos que no necesitaban aislamiento. Desgraciadamente la mayoría acababa en la planta superior, con pase directo al carro del sepulturero después de una larga agonía. Fue así hasta el año 1949, pues con el descubrimiento de la estreptomicina que las cosas cambiaron, los enfermos tuvieron mayores oportunidades de recuperación, quedaron tan solo unos pocos que se trasladaron al Hospital Provincial de Albacete y El Ministerio de la Gobernación, decide entonces utilizar el complejo para un orfanato, el cual fuera cerrado en 1962 a causa del alto coste de mantenimiento.

El lugar permaneció abandonado hasta principios de la década de 1980 cuando el Gobierno Regional, hace una fuerte inversión para restablecer ahí un albergue juvenil. Sin embargo, solo lograron rehabilitar el ala izquierda, quedando el resto igualmente abandonado. Aunque el albergue se promocionó por todo lo alto, apenas atrajo unos cuentos jóvenes, ya que muchos encontraban incómodo aquel solitario y ruinoso sitio en el cual tenían que convivir con “fantasmas“. Durante esta época no hubo más que decadencia, hasta que fue definitivamente cerrado en 1995, y puesto bajo vigilancia, la cual solamente se conservó los dos años siguientes.

De los testimonios recogidos en su época como sanatorio, se dice que en cierta ocasión, el sepulturero se llevó un susto de muerte, cuando uno de los cadáveres se movió fuertemente dentro de su ataúd, tocando varias veces, como intentado salir. Antes de su restauración en los años 80′s, el miembro de un grupo militar en maniobras, disparó en contra de una nebulosa sombra femenina, de color verde grisáceo que deambulaba por el pasillo ignorando las señales de alto del soldado. Toda la compañía vio, sin perder detalle como las balas atravesaron a la transparente aparición que ni se inmutó ante el hecho. Más tarde, los jóvenes del albergue confirmarían la aparición de esta mujer, o tal vez otras tantas más, pues se decía que en ocasiones aparecía vestida de blanco, o completamente de negro, puede ser que se tratara de distintas manifestaciones. Los chicos también expresaron su intranquilidad a causa de puertas y ventanas que se azotaban e incontables ruidos de procedencia extraña.

Cuentan que la mayoría de los sucesos paranormales se dan en la primera planta, específicamente en los pasillos que unen la parte reformada con la más antigua, ambas zonas están separadas por una puerta, tapiada para impedir el paso en ambos sentidos. Puertas y ventanas de la antigua zona fueron selladas, por lógica se cree que es una medida para evitar que el inmueble sea objeto de vandalismo, pero también puede deberse a que hay algo dentro, que necesita ser contenido. Pues en el lugar se han grabado numerosas psicofonías, y tomado fotografías de entes caminantes como la que se muestra arriba.

Recuerdos

cuentos de terror recuerdosUn extraño zumbido en sus oídos le hizo despertarse a mitad de la noche un poco mareado. Pidió la ayuda de su esposa, pero esta no se encontraba en la cama, tampoco respondía a sus llamados, así que fue a buscarla al cuarto de los niños, porque a veces ella pasaba a verlos mientras dormían. Ahí tampoco estaban así que bajo a la cocina donde a veces tomaban un vaso de leche tibia para combatir el insomnio. Sin embargo, todo estaba a oscuras, y no había rastro de ellos.
Sigue leyendo

De camino a casa

Leyenda corta De camino a casaLes voy a contar una leyenda corta, esto me ocurrió una vez mientras viajaba en carretera de regreso a mi hogar. Recuerdo que ese día las lluvias habían provocado que la autopista de cuota fuera cerrada. Por ese motivo, tuve que tomar el camino libre.

Por supuesto, el asfalto y los señalamientos estaban sumamente descuidados, como si nadie les hubiera dado el más mínimo mantenimiento en años. Más cómo acababa de adquirir neumáticos nuevos, no le di importancia a eso y proseguí mi ruta.

A los pocos minutos de entrar en ese nuevo camino, escuché un ruido muy fuerte proveniente de la parte trasera de mi vehículo.

- Maldición seguramente le pegué a una piedra. Pensé.

El carro se comenzó a balancear erráticamente y yo no podía controlarlo, dado que la dirección estaba trabada. Jalé el freno de mano, con la esperanza de frenar la velocidad, sin embargo, las cosas empeoraron y el automóvil se enfiló hacia el precipicio.

Aterrado pero a la vez pensando en la mejor opción que tenía para sobrevivir, me arranqué el cinturón de seguridad y abrí la portezuela. De un brinco abandone la unidad, instantes antes de que ésta se estrellara contra un muro de contención y cayera al vacío sin remedio.

El impacto que tuve al caer contra el suelo, fue horrible, pude oír como algunos de mis huesos crujían. El dolor era tal que únicamente alcancé a ver que en el cielo el sol intentaba salir. Después de eso, me desmayé.

Desperté en una clínica local y la enfermera que estaba cuidándome me comentó:

- Tuvo mucha suerte, casi nadie sale vivo de la curva Herminia.

- ¿Qué es eso? Pregunté.

- Es el sitio exacto en el que sufrió el accidente. Le decimos curva Herminia porque allí murió hace más de 50 años asesinada una muchacha que se llamaba así.

- ¿Cómo murió?

- La mató su novio en un arranque de celos y tiró su cuerpo en ese lugar.

El taxi

Leyendas de terror El taxiLeandro era un hombre rutinario, le gustaba hacer lo mismo cada semana. Se trataba de un individuo ya jubilado que no tenía familia.

Los lunes por la tarde, se le podía ver en un bar local disfrutando de una buena copa de vino tinto. Generalmente Leandro le pedía al cantinero que le llamara a un taxi, para que viniera a recogerlo. Sin embargo, esa tarde lluviosa de martes las comunicaciones estaban muy mal.

Ni las líneas de los teléfonos convencionales, ni las de los móviles funcionaban con normalidad.

- Bueno, ya no puedo esperarme más. Es momento de marcharme. Mencionó Leandro con una voz pausada. Total, por una vez que me vaya caminando a casa no me pasará nada.

- Le pido por favor que me llame cuando llegue a su casa don Leandro. Dijo Tadeo el dueño del establecimiento.

- Sí amigo, despreocúpate. No creo que me vaya raptar ningún roba chicos ja ja ja.

No bien había salido del lugar, vio cómo en la esquina se desocupaba un taxi de sitio. Se apresuró y antes de que el coche arrancara le preguntó al conductor:

- ¿Puede llevarme a la avenida los Duraznos 1325?

- No señor, lo lamento. Nosotros sólo atendemos las llamadas que nos llegan al radio.

- Ándele, lléveme por favor. Va a seguir lloviendo y no deseo lloverme, pues mis reumas me molestan muchísimo con la humedad. Además, le voy a dar $300 si me hace ese favor.

- No, le digo que mi jefe no me permite hacer eso.

- Él no tiene porqué enterarse. Va a ser un negocio entre usted y yo solamente.

- Bueno, está bien súbase.

Romualdo se recostó en el asiento trasero del automóvil y se quedó dormido en segundos. Mas se despertó sobresaltado al sentir que una mano le tocaba el hombro. Miró de reojo aquella extremidad y casi se le salen las entrañas del susto. La mano era huesuda y maloliente.

- ¡Nooooooo! Exclamó Leandro en su desesperación, al ver como en el retrovisor se formaba la figura de un ser diabólico.

- Se lo dije. Le mencioné que a mi jefe no le gustaría esto. Dijo el chofer del taxi, quien ahora también tenía un par de cuernos en su cabeza.

Luego la mano tomó a Leandro por el cuello y lo estranguló hasta dejarlo sin vida. El auto y sus restos mortales fueron hallados a la semana siguiente cerca de un desguace.

Si no tuviste suficiente, te presentamos mas leyendas de terror