Leyenda de terror el canto de las sirenas

La pesca es uno de los oficios más viejos que existen. Tal vez porque con tan sólo una vara, un hilo y un anzuelo es posible extraer comida de las profundidades del mar. Sin embargo, hay lugares prohibidos o embrujados en los que brotan leyendas de terror como la que les comparto enseguida.
Sigue leyendo

Leyenda de los niños de blanco

Leyenda de los niños de blancoCuentan que en un pueblo cercano a la ciudad de Querétaro, en el centro del país de México, todos los pobladores se retiraban temprano a sus hogares, nunca por ningún motivo, se permitían salir después de las 12 AM, ya que las creencias del lugar y las leyendas que ahí se decían, los tenía perturbados.

Una pareja que salió rumbo a ese pueblo para poder conocer el lugar, de costumbres de la capital, llegaron al único lugar en el que hospedaban a los pocos turistas que se alojaban en el sitio.

Llegaron ya tarde y fueron a cenar a una de las muchas fondas que en todos los pueblos se ponían a vender los típicos platillos del área.

Al terminar de cenar, preguntaron a todos los del lugar, que como se divertían los lugareños, después de una buena cena, a lo que se dieron cuenta que ese tipo de diversiones no ocurrían en el pueblo, chapado a la antigua.

En dos ocasiones diferentes personas les pidieron que no salieran después de las 3 de la mañana, ya que en otras ocasiones unos turistas que habían llegado, desaparecieron, sin llevarse nada de sus pertenencias a lo que había dado lugar a especulaciones de las leyendas del lugar, en el que decían que se aparecían unos niños vestidos de blanco que les hablaban a los que encontraban a tales horas de la madrugada.

Como si les hubieran dicho que lo hicieran, la joven pareja quiso retar a las costumbres del lugar, y armados con unas cuantas cervezas se quedaron en la plaza del pueblo, retando a gritos a los espantos de los que tanto se hablaba.

Solo se dieron cuenta de que estaban rodeados de niños vestidos de blanco, por la luz de la luna, y que los rostros de los infantes no se les alcanzaban a ver, con lo que pensaron que los lugareños les querían dar una lección.

Así estaban ya preocupados, cuando a la mujer le tomaron de la mano y de repente desapareció, a lo que el esposo se empezó a volver loco, y cuando menos espero, ya había desaparecido.

Con vecinos como testigos, la leyenda de los niños de blanco sigue más vigente que nunca.

Leyenda del fantasma de Queensland

Leyenda del fantasma de Queensland

Corría el año de 1946, cuando la señora Andrews se encontraba visitando la tumba de su hija Joyce en el cementerio de Queensland. Una dolorosa práctica que se había vuelto habitual, después de que la jovencita falleciera un año antes, apenas a la de edad de diecisiete.

Ella tomó simplemente la foto a la lápida con la intensión de tener más presente el lugar de descanso de su hija, no se había percatado entonces de nada particular. Fue hasta el momento de revelar la película, que la sorpresa llegó a ella, pues justo encima del sepulcro de su hija, aparecía un bebé parcialmente traslucido, muy contento, dibujando sonrisas en su rostro. El chiquitín parecía estar consciente de la presencia de la señora, incluso aparenta que hubiese posado para la cámara, pues su mirada está dirigida directamente hacia ella.

En la búsqueda de una explicación, ella relata que ningún niño la acompañaba ese día, tampoco los había en el panteón, y en el caso de que se tratara de un asunto de la película, pues también aclaró que no hizo tomas con pequeñines. Cuando se barajaron entonces hipótesis paranormales, ella lo negó rotundamente, diciendo que la imagen del supuesto espíritu no correspondía en nada a la apariencia de su hija a esa edad.

Años más tarde, cuando el investigador paranormal Tony Healy, se concentró en este caso, encontró que muy cerca de la tumba de Joyce, había sepulcros de dos niños pequeños.

Leyenda completa

La mancha en el muro

cuentos de terror manchaTodos en la familia estaban sorprendidos con la visita de Enzo, pues desde que se independizó, pasaban demasiados días para disfrutar de su compañía, cuando dijo que se quedaría algunos días, fue difícil creerlo. También resultaba raro que no trajera consigo algunas de sus pertenecías, ni siquiera una moda de ropa. Aun así, lo recibieron con una sonrisa.

Al paso de los días, notaron algo raro en su actitud, él se veía mal, descuidaba su aspecto, además no comía ni dormía bien, solo se encerraba en una habitación y estaba tan nervioso que su propia respiración lo asustaba. Por más que insistieron en saber el motivo de su desesperación, se mantenía en silencio, y se marchaba comiéndose las uñas. Sigue leyendo

Una autopsia de rutina

Una autopsia de rutina

– ¡Qué noche más aburrida! Me gustaría algo de acción.

Esas eran las palabras que pronunciaba Tadeo en voz baja, mientras bebía una taza de café y esperaba a que llegaran los nuevos “inquilinos” a la morgue (al menos así llamaba él a los cadáveres).

Finalmente los cuerpos fueron enviados a la zona de autopsias y el forense se puso a trabajar. Los expedientes de los difuntos venían preclasificados por las siguientes causas: herida de bala, asfixia y paro cardiaco.

– Bien. Comencemos por el sujeto del “corazoncito” detenido. Con eso de que estamos en el mes de febrero, seguramente su novia lo dejó y por desconsuelo terminó aquí. Dijo Tadeo.

Tomó el bisturí y abrió el pecho del hombre para determinar la verdadera causa de la muerte.

– Con razón, las venas de este individuo están llenas de colesterol. ¿Así como querías que la sangre siguiera circulando amigo? Debiste cuidar tu alimentación. Rió el doctor.

Sin embargo, en el momento en el que estaba retirando el corazón para introducirlo en un recipiente de vidrio, una de las arterias se reventó dejando escapar un gas de color violeta.

– ¿Qué es esto? Y yo que creí que eran sedimentos de lípidos. Mencionó para sí mismo el forense.

No obstante, antes que pudiera llamar a alguno de sus colegas para que lo ayudaran en el estudio de esa sustancia, el vapor morado empezó a tomar una figura humanoide.

De repente, las paredes de la sala retumbaron y se escuchó una voz aguda que dijo:

– No tienes sitio alguno en donde te puedas ocultar de mí. Así que mejor ríndete y entrégate a las órdenes de Zarthos.

– ¿Quién es Zarthos? Alcanzó a preguntar Tadeo.

– Es un conquistador interestelar que se dedica a extraer el alma de distintos seres existentes en sistemas lejanos. Tú eres el siguiente.

En eso el engendro se volvió a transformar en gas e ingresó al cuerpo del especialista a través de sus fosas nasales.

Obviamente el músculo cardiaco de Tadeo dejó de funcionar a los pocos segundos, brindándole la posibilidad a la criatura espacial de apoderarse de un alma más.

Una familia normal

cuentos de terror familia normalCuando las cosas se hacen bien, es común obtener un reconocimiento, pero resultaba bastante extraño que alguien notara la maestría de Gabriel en el embalsamamiento de cadáveres. Y es que era difícil que los dolientes se acercaran para darle las gracias por haber reunido todos las partes restantes de un familiar después de un terrible accidente, y presentarlo como si durmiera tranquilamente.

Además, era un tipo extraño, no tenía parientes o amigos, un día solo apareció, enfundado en el mismo traje negro que lucía siempre y ya no se marchó. Debido a que las personas se dirigían a él solo por necesidad, no conocían el terrible dolor que cargaba dentro, y lo mucho que sufría por tal soledad. Los únicos que no huían a su trato eran todos esos muertos a los que dedicaba la mayor parte del tiempo, y que lo escuchaban siempre tan detenidamente; seguramente ellos si le habrían agradecido por su magnífico trabajo si pudieran hablar. Sigue leyendo

Ruidos en la madrugada

Ruidos en la madrugada

Saúl manejaba con un ojo puesto en el camino y otro en la acera pues buscaba la casa marcada con el número 1244 en la calle de Fresno.

– Al fin, es más bonita de lo que se veía en las fotografías. Espero que la persona que me la va a rentar no se arrepienta. Le dijo a su novia.

El agente inmobiliario llegó aproximadamente 20 minutos más tarde y se dispuso a enseñarles la propiedad a la pareja.

– Tiene cuatro recámaras, tres baños completos, estudio, sótano, cuarto de servicio etcétera. Únicamente hay una cuestión que no he tocado y me gustaría decirles. En esta casa hay fantasmas, de hecho esa es una de las razones por las cuales el precio de renta es tan bajo. Comentó el agente.

– No importa, después de vivir ocho años con mi tío Artemio, creo que estoy curado de espanto. Dijo Saúl a carcajadas.

– Perfecto, entonces no se diga mas, firmemos el contrato para que le entregue sus llaves.

– Hey, espere y ¿qué hay de mi cupón del 20% de descuento en Chollos de Viajes en Zorro del Ahorro?

– Es verdad, casi me olvidaba de la promoción.

Pasaron los meses hasta que el jueves 6 de marzo del año pasado, algo hizo que Saúl saltara de la cama.

– ¿Qué es eso? Parece que proviene del patio trasero. No te muevas mi amor, voy a ver qué es lo que pasa. Le dijo a su novia mientras tomaba un arma de fuego.

El hombre regresó sin saber qué cosa o quiénes habían sido los causantes de esos extraños sonidos.

A la noche siguiente, los volvió escuchar, solamente que ahora eran mucho más agudos. Miró su reloj y se dio cuenta de que el acontecimiento paranormal se repetía exactamente a la misma hora del día anterior.

Esto hizo que tomara sus precauciones y estuviera listo para encarar a ese ser maligno (fuera lo que fuera) al día siguiente.

Tal y como lo había predicho, oyó los ruidos y salió a toda velocidad, sólo para encontrar que el causante era el vendedor. Poco después se enteró de que mucha gente lo había denunciado pues ese sujeto se dedicaba a estafar a los clientes y a cobrar las comisiones.

Fuente: Chollos de viajes para México

La muñeca fea

cuentos de terror muñeca feaLolita era la niña más humilde del barrio, cuando se reunía con todas las demás a jugar ellas se burlaban de su muñeca, ya que estaba sucia, vieja y andrajosa, hasta la apodaron “La muñeca fea“. Por fortuna los insultos siempre se dirigían al juguete y no tenían nada que ver con la niña, así que pasaban largas horas juntas.

Un día la madre de Lolita se dio cuenta de cómo se expresaban sus compañeras de juego de la muñeca y quiso comprarle una nueva, pero sin pensarlo, la niña se negó. Ella estaba muy contenta con la que tenía, había sido su compañera por muchos años, y la seguía viendo tan hermosa como el primer día. Enteradas de eso, el resto de las niñas intensificaron sus insultos, enumeraron cada uno de los defectos de la pobre muñequita, hasta que hicieron llorar a Lolita, quien se fue corriendo. Sigue leyendo

La hora de la cena

La hora de la cena

Valentina se paseaba por los pasillos del supermercado pues estaba buscando qué alimentos comprar, ya que esa noche había invitado a sus padres a cenar debido a que estaba estrenando su departamento.

Por más que pensaba en algo rico y suculento que ofrecerles, no conseguía encontrar nada hasta que se detuvo en el pasillo de los alimentos congelados y vio una serie de cajas que decían en la parte frontal: “Auténtico sabor casero, no creerás que salió del microondas”.

Tomó unas cuantas cajas de lasaña a la boloñesa y se fue corriendo a su domicilio. Llegó y sacó las viandas congeladas en la cocina y las acomodó en un recipiente especialmente diseñado para soportar altas temperaturas.

Después bajó de un anaquel la batidora para poder preparar el aliño de la ensalada. Sin embargo, accidentalmente una de las aspas de la máquina golpeó contra la puerta del microondas estrellando el cristal.

– ¡Qué mala suerte! Espero que aun así funcione, pues no tengo tiempo de conseguir uno nuevo. Pensó.

Colocó un vaso con agua en el artefacto y al ver que operaba con aparente normalidad, siguió con las tareas que estaba haciendo.

Luego de usar en reiteradas ocasiones el microondas, éste comenzó a fallar y a sacar un poco de humo.

– No te vayas a descomponer ahora. Ya casi termino con todo. Aguanta un poco más. Le dijo al electrodoméstico.

Posteriormente sus padres llegaron puntuales a la cita y la cena se estaba convirtiendo en un rotundo éxito. No obstante, antes de que llegara el momento del postre, Valentina se desmayó dejando caer su rostro sobre el plato de pasta.

Sus padres llamaron a emergencias, más para cuando llegaron los paramédicos, ya no había nada que salvara a la joven. Valentina había fallecido aparentemente de causas naturales.

A pesar de eso, sus papás les pidieron a las autoridades que le practicaran una autopsia. Los resultados fueron horripilantes, ya que descubrieron que las neuronas del cerebro de la joven literalmente habían sido calcinadas por exposición prolongada a una fuente de radiación.

Los mitos de los africanos

Los mitos de los africanos

Por si no se sabe un mito es una historia imaginaria que se inventan para explicar hechos que en la antigüedad no se podían explicar o para asustar a los niños.

Los mitos han pasado años de tradición oral así que posiblemente desde que se empezaron a decir hasta ahora han cambiado mucho.También podemos encontrar mitos escritos.

Los africanos durante toda su historia han ido haciendo mitos sobre la creación, la luna o el sol, que los contaba normalmente la persona más mayor de la tribu y con más experiencia.

Los solía contar a los más pequeños, pero también había historias para gente más grandes. Normalmente, en tribus africanas nómadas, aún se sigue llevando estas actividades.

Las dos luminarias

Esta historia procede de las tribus de Senegal. Las dos luminarias, tal como las llaman allí, son el Sol y la Luna. En el mito se cuentan que esto s son los astros mayores del universo.

El Sol era considerado el astro rey, ya que nos e puede mirar por la fuerza de su brillo, en cambio a la Luna si la puedes mirar atentamente, por eso es considerada el astro reina. Hay muchas civilizaciones que adoran a los árboles como reyes o jefes de tribu porque piensan que los árboles son los orígenes del Sol y la Luna.

La muerte

En las tribus africanas, la muerte era lo peor que podía pasar. Si alguien de la tribu moría, el resto debía de abandonar ese lugar después de hacerle culto al muerto, ya que decían que si no lo hacían la desgracia caería sobre ellos.

También, cualquier desgracia que le ocurriera a la tribu la asemejan con la caza de un animal que antiguamente era un miembro de la tribu fallecido, ya que en estas civilizaciones creen que cuando mueres tu alma se transporta al cuerpo de un animal.

El gigante Maka

Los africanos explicaban la pérdida de agua en verano, es decir, en las sequías, con la aparición de un gran gigante, llamado Maka, el cual al tener sed se bebía toda el agua que había en los ríos o lagos. También a este gigante le echaban la culpa de la desaparición de los elefantes, cuando en realidad lo que pasa es que cuando los elefantes ven que van a morirse van a un sitio lejano y apartado para esto.

La creación

Los africanos han hecho
numerosos mitos para explicar el hecho de la aparición del primer hombre y la primera mujer.

Se cuenta que hubo tiempos en los que un ser superior llamado Muluku, aunque los centroafricanos la llaman Woka, brotó en la tierra la primera pareja de la que descendemos. Muluku era uno de los mejores sembradores jamás conocido en la cultura africana, era un sembrador de excelencia.

Así, este hizo dos huecos en la Tierra y de uno surgió un hombre y de otro una mujer. Los africanos dicen que salimos de la Tierra por su apariencia de color entre este y la tierra del suelo.

El hombre y la mujer tenían todo el cariño y amor, que le daba Muluku. Este les acabo por enseñar todo lo que sabía sobre la relación entre el suelo y los cultivos.

Así les quería enseñar como cavar la tierra y cultivarla para que pudieran sobrevivir por sí mismos. Pero estos no querían hacer nada y las tierras se fueron secando y Moliku se enfadó y los convirtió en monos quitándoles a los monos reales la cola y poniéndola a ellos y a los antiguos monos los convirtió en actuales humanos.